¿Está bien espiar y copiar lo que hace mi competencia en redes sociales?

¿Está bien espiar y copiar lo que hace mi competencia en redes sociales?

esta-bien-espiar-y-copiar-lo-que-hace-mi-competencia-en-redes-sociales-01

Siempre será tentador mirar a tus más fuerte competencia en redes sociales, es normal que no quieras perderles el rastro y quedarte atrasado. Especialmente, cuando tu empresa es pequeña y existen otras con mayor experiencia, mayor tamaño, o simplemente que son referentes de la industria, frecuentemente uno tiende a mirar e imitar lo que esas empresas líderes hacen. ¿Qué tan conveniente es esa práctica?

No está mal pero…

Como regla general es sano querer ver cuáles son las tendencias de la industria, los temas más comentados y solicitados, qué estrategias resultan más efectivas, entre otros indicadores. Todo esto hace parte del entorno de tu empresa y tu marca, y no puedes ser ajeno a ello.

También te puede interesar: ¿Por qué y para qué las redes sociales en tu pequeña empresa?

Sin embargo, se puede convertir fácilmente en una obsesión. En muchas ocasiones se deja de simplemente analizar patrones y tendencias para copiar ciegamente lo que hace una o 2 empresas líderes del segmento. Esto puede ser muy peligroso porque:

  1. No se ve auténtico, los consumidores saben distinguir cuando una comunicación y una identidad representan en realidad los valores de una marca y cuando simplemente está repitiendo cosas que otros han dicho
  2. Las condiciones y recursos de cada empresa son diferentes. Es probable que no puedas ejecutar la misma estrategia con tus recursos o que te lleve muchísimo más esfuerzo del que le cuesta a tu competidor.
  3. Tu empresa se debe enfocar en tus clientes, no en tus competidores. Al final de cuentas, la razón de ser de tu empresa, y el contenido de redes sociales (de acuerdo a la filosofía INBOUND) se debe crear para ayudar a tus compradores ideales a lograr sus objetivos y solucionar sus problemas. Pensar mucho en tus competidores te hace desviar de lo que de verdad quiere y necesita tu cliente.
  4. No te ayuda a diferenciarte. Tu empresa debe crear un valor único para tus clientes y copiar lo que hacen otros no te aporta en esa diferenciación.

Teniendo esto en cuenta, te damos algunos tips para que realices un monitoreo continuo de los principales competidores de tu nicho.

  1. Síguelos en sus redes sociales. Parece bastante obvio, pero muchas personas no lo hacen, lo primero es seguir los diferentes perfiles sociales de tus competidores.
  2. Utiliza las funcionalidades de búsqueda de las diferentes redes sociales. Así podrás enterarte no solo de lo que ellos publican sino también de lo que dice la gente de ellos.
  3. Realiza búsquedas avanzadas y guárdalas. Algunas redes sociales cuentan con herramientas de búsqueda avanzada que te permiten realizar filtros bastante especializados y guardar esas búsquedas de tal manera que puedas acceder rápidamente a ellas. En otras redes, puedes realizar la búsqueda desde un explorador web y guardar la pestaña dentro de tus favoritos, así tendrás acceso inmediato la próxima vez que quieras acceder a ella.
  4. Crea alertas y alarmas de menciones de tus competidores en tus redes sociales. Sigue los hashtags y demás etiquetas que usen.
  5. Evalúa la conveniencia de usar alguna de las herramientas gratis o pagas para realizar monitoreo social como Tweetdeck, Buzzsumo, Brandwatch, Keyhole, entre otras.
  6. Si un competidor tuyo sufre una crisis de reputación en redes sociales, puede verse como una gran oportunidad para salir a gritar a los 4 vientos “Vieron, a mi nunca me pasaría algo como eso, nosotros nunca haríamos algo así”. Sin embargo te recomendamos actuar con mucha prudencia, la verdad es que ninguna empresa (ni tampoco la tuya) está exenta de que le ocurra una crisis de marca. Tal vez no por las mismas razones, pero el riesgo siempre estará latente. Además, si te aprovechas de la situación y haces publicidad al respecto, la gente te podría ver como oportunista. Es más recomendable ser respetuoso, estar muy atento escuchar (en el sentido amplio de la palabra, haciendo social listening), ser empático con las personas que tuvieron el problema, y si es necesario, con tu competidor. Es muy probable que la crisis haya afectado emocional, y hasta físicamente a algunas personas, ¿de verdad quieres que tu empresa parezca del tipo que se aprovecha de situaciones vulnerables? Ver más sobre crisis de reputación en redes sociales aquí.
  7. Cada 2 o 3 meses realiza una breve auditoría de tus competidores. ¿Qué estrategias han realizado? ¿Cuáles les han dado más resultados? ¿Hay alguna tendencia clara en todos tus competidores? ¿Qué elementos de tus competidores podrías imitar? ¿Qué elementos consideras que no añaden valor a tu público? ¿Cómo te puedes diferenciar?